¿Cómo conseguir el ejercicio exclusivo de la patria potestad para el progenitor custodio?

Hay que diferenciar dos conceptos: la privación de la patria potestad y la atribución del ejercicio exclusivo de la patria potestad al progenitor que conviva con el hijo menor.

La privación de la patria potestad significa la supresión de la misma. La privación total o parcial de la patria potestad requiere la realidad de un efectivo incumplimiento de los deberes de cuidado y asistencia imputable de alguna forma relevante al titular o titulares de la patria potestad, juicio de imputación basado en datos contrastados y suficientemente significativos de los que pueda inducirse la realidad de aquel incumplimiento con daño o peligro grave y actual para los menores derivados del mismo. Esta medida no suele ser acordada por los Juzgados, salvo en casos muy excepcionales.

Como ha señalado reiterada jurisprudencia, se ha de partir de que la patria potestad es, una función al servicio de los hijos, que entraña fundamentalmente deberes a cargo de los padres, encaminados a prestarles asistencia de todo orden, como proclama el artículo 39.2 y 3 de la Constitución.

Y, la atribución exclusiva del ejercicio de la patria potestad a uno de los progenitores es la concesión al progenitor custodio del ejercicio de aquella para ejercitar derechos y deberes en relación al hijo menor sin necesidad de contar en absoluto con el consentimiento del otro progenitor. Esta situación se da cuando uno de los padres no ha estado presente en el desarrollo escolar y personal del menor, cuando existe falta de comunicación con el menor o cuando el progenitor ha mostrado una total y constante despreocupación hacia el menor. Si los padres viven separados, la patria potestad se ejercerá por aquel con quien el hijo conviva.
Se trata de una medida mas leve que la anterior que suele ser acordada con mayor facilidad por los Juzgados.

¿Qué implica esta decisión judicial?

Dado que en la vida diaria del menor es preciso adoptar decisiones esenciales en lo relativo al colegio, excursiones, campamentos, temas de salud, elección de profesionales, viajes al extranjero, que en caso de no hacerlo le perjudicarían, y ante la ausencia del
progenitor incumplidor, el progenitor custodio podrá unilateralmente adoptar decisiones relacionadas con el menor relativas a salud, educación y todos los ámbitos de la patria potestad sin necesitar consentimiento adicional.
Cabe mencionar que el progenitor tendrá suspendido el derecho de visitas pero debe seguir con su obligación del pago de alimentos hacia el menor.

Para mas información, no dude en contactar con nuestro despacho el teléfono 647.14.21.63 o a través de nuestra pagina web, apartado Contacto.

Madalina Vaduva,

Abogada.

Haz clic para compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *