Medidas paterno-filiales. Qué son y cuando se solicitan.

En repetidas ocasiones hemos escuchado hablar de las medidas paterno-filiales, pero, qué son realmente y cuándo se solicitan?

Madalina Vaduva, Abogada.

Las medidas paterno-filiales son aquellas que se instan respecto de los hijos menores en los casos en que las parejas extramatrimoniales (parejas que no hayan estado unidas por vinculo matrimonial) hayan sufrido una ruptura.  Dichas medidas versan sobre los siguientes extremos:

  • Patria potestad
  • Guarda y custodia
  • Pensión de alimentos
  • El uso de la vivienda familiar
  • Gastos extraordinarios

Como todo procedimiento en materia de familia, estas medidas se pueden llevar a cabo a través de la vía amistosa o a través de la vía contenciosa.

Mutuo Acuerdo (Vía Amistosa)

La opción mas rápida y la mas económica, es la de común acuerdo. Esta vía podrá ser instada por ambos progenitores, siempre a  través de su representación legal (abogado y procurador) o, podrá ser solicitada por uno con el consentimiento del otro.

Deberá acompañarse ademas de un Convenio Regulador firmado por ambas partes en el que se regulen los puntos referenciados al principio de este articulo, de otros documentos acreditativos de las circunstancias que se habrían plasmado en la demanda. Dicho escrito deberá ser ratificado por las partes, condición sine qua non, dará lugar al archivo inmediato de las actuaciones, quedando a salvo el derecho de promover dichas medidas conforme al articulo 770 LEC.

Demanda contenciosa

Cuando los padres con hijos menores en común no puedan llegar a consenso, la vía a seguir será la contenciosa.

El artículo 770.6ª LEC, establece la posibilidad de adoptar medidas cautelares cuando se solicite exclusivamente la guarda y custodia de los hijos o alimentos reclamados en nombre de los hijos menores, de modo que durante el desarrollo del procedimiento se pueden obtener unas medidas provisionales de obligatorio cumplimiento hasta que se dicte la sentencia.

Y dado que las relaciones familiares son mas complejas de lo que parecen, a continuación hallareis la respuesta a algunas preguntas que nos hemos encontrado en nuestros clientes.

¿Qué incluye la pensión de alimentos?

Se entiende por pensión de alimentos todo aquello que resulte indispensable para el sustento del menor: habitación, vestido, educación y asistencia medica mientras sea menor de edad e incluso después de la mayoría de edad en algunos casos.

¿Qué diferencia hay entre los gastos ordinarios y los extraordiarios?
Los gastos ordinarios son de tracto sucesivo, previsible y necesario, y a su cobertura se destina la denominada pensión alimenticia. Los extraordinarios son aquellos que no tienen periodicidad prefijada, en cuantoque son dimanantes de sucesos de difícil o imposible previsión, de tal modo que los mismos pueden surgir o no, y su pago se establece generalmente al 50% entre ambos progenitores

Si el padre o la madre no ha pagado alimentos desde que se produjo la separación ¿puedo reclamarlos ahora?

Según lo dispuesto en el artículo 1966 del Código Civil, sólo podrán reclamarse las cantidades adeudadas que correspondan a los últimos cinco años, pero no las anteriores, con lo cual, sí podría reclamarlos teniendo en cuenta dicho limite temporal.

¿Puede solicitarse la pensión de alimentos si el hijo no está reconocido?

La obligación de prestar alimentos solo la tienen los progenitores, con lo cual, deberá instar previamente un procedimiento de filiación, dependiendo del mismo la correspondiente obligación alimenticia.

¿Puede solicitarse la pensión de alimentos durante el embarazo y antes de que nazca el hijo?
El art. 29 del Código Civil señala que “el nacimiento determina la personalidad, pero el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables…”. Claramente, la pensión de alimentos es un efecto favorable por lo que cabe que se establezca siempre que el reconocimiento se condicione al posterior nacimiento. No obstante, algunas  sentencias deniegan este derecho al considerar que la pensión de alimentos debe ser acorde con las reales y efectivas necesidades del nacido, y estas no son conocidas hasta que se produzca el nacimiento.

¿Puede renunciarse a la pensión de alimentos por acuerdo de los padres?
No se puede renunciar en nombre del hijo a la pensión alimenticia que al mismo le corresponde. Los pactos o acuerdos en este sentido son nulos.

¿Cuál es la cuantía de la pensión de alimentos?

La ley no fija una cuantia, aunque hay numerosa jurisprudencia que determina que el importe mínimo a satisfacer por el progenitor no custodio oscila entre los 150 y 180 euros mensuales respecto de cada hijo menor, independientemente de los ingresos de dicho progenitor.

¿Debo pagar la pensión durante el mes de vacaciones en el que mi hijo está conmigo?
Salvo que en la sentencia se indique lo contrario, la pensión de alimentos debe pagarse los 12 meses del año, incluido el mes de vacaciones. Esta es la postura mayoritaria de nuestros tribunales. Habitualmente la cuantía de la pensión se calcula de forma anual y se prorratea por meses, por lo que todos los meses debe abonarse.

¿Qué ocurre si fallece el obligado a prestar la pensión?
El hecho de que la pensión de alimentos se extinga tras el fallecimiento del deudor no implica que no puedan exigirse las deudas pendientes, vencidas y no pagadas en el momento del fallecimiento, ya que “los herederos suceden al difunto por el hecho sólo de su muerte en todos sus derechos y obligaciones” (art. 661 CC)

No puedo pagar la pensión ¿Qué hago?
Lo aconsejable es que se ponga en contacto con un Abogado para instar una modificación de medidas, concretamente de la cuantía establecida, si entiende que sus circunstancias personales han variado sustancialmente resultandole imposible atender sus obligaciones.

¿Que ocurre si se pierde la relación entre los progenitores, desconociendo el uno el paradero del otro? Puedo seguir reclamando la pensión?

Si  uno de los padres se encuentra en paradero desconocido, será notificado por Edictos, dictándose la sentencia en rebeldía, con la obligación de seguir pagando la pensión de alimentos. En estos  casos, dependiendo de la relación que dicho progenitor mantenga con el hijo menor, podrá ser privado del ejercicio de la patria potestad, no pudiendo influir ni tomar decisiones de cualquier índole con respecto al menor.

 

Si usted tiene mas preguntas no dude en contactar con nosotros, atenderemos su caso con la atención que se merece!

 

Haz clic para compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *