¿Qué debo hacer si mi inquilino no me paga el alquiler? ¿Qué cosas NO debo hacer?

Hoy en día, cuando nos aventuramos en alquilar nuestra vivienda/local, debemos, en primer lugar, conocer los posibles riesgos que incluye tal cosa, siendo el mas común de ellos, la falta de pago por parte de arrendatario. Debemos estar muy bien informados y asesorados por abogados especializados en materia de arrendamientos para saber cómo debemos actuar frente a este posible problema.  Con lo cual, ¿qué debemos hacer si esto ocurre?

Madalina Vaduva, Abogada.

Muchos de ustedes se preguntan cuánto tiempo ha de pasar sin que el inquilino pague las rentas correspondientes al alquiler para poder demandarle y recuperar su dinero o, desahuciarle en su caso. Pues bien, no existe tiempo concreto para entablar acciones legales contra el arrendatario, aunque sí se aconseja dejar pasar un par de meses hasta notificarle un aviso previo.

Por tanto, antes de interponer la demanda, sobre la que abundaremos seguidamente, el proceder de nuestra despacho es intentar lograr un acuerdo previo mediante el envío de uno de las siguientes, cuyo fin es comunicar la cantidad pendiente de pago dejando un plazo suficiente para hacer efectiva la deuda.

 

  • Burofax al domicilio de la vivienda/local alquilada/o a través de correos y con acuse de recibo y certificación de contenido.
  • Telegrama con los mismos requisitos.
  • Aviso por vía notarial.

Pasado el plazo concedido para el pago del aviso anterior, si el inquilino no ha pagado ni se ha llegado a un acuerdo amistoso entre ambas partes, el propietario puede iniciar ya el procedimiento judicial de reclamación, mediante el cual lo que se solicita es el pago de la deuda y el desahucio del inquilino si no paga la deuda.

Para interponer dicha demanda es preceptiva la representación procesal (abogado y procurador), por lo que se aconseja que el arrendador se busque un abogado que le pueda preparar la demanda y sobre todo asesorarle sobre las cosas que no se deben hacer en estos casos, tales como cambiar la cerradura, intentar echar a la fuerza al inquilino, acudir a la policía u otros métodos distintos de la vía judicial civil, ya que el juzgado, es el único órgano competente para que pueda recuperar su dinero y/o la posesión de su vivienda/local.

Por tanto, si el inquilino no satisface la deuda, el procedimiento acabará en el desahucio del mismo. Este desahucio será forzoso si el inquilino no abandona la vivienda voluntariamente lo cuál supondrá las siguiente medidas:

– el juzgado señalará una fecha en la que acudirá el abogado del arrendador con el oficial del juzgado.

– si el inquilino no se marcha voluntariamente se hará un segundo intento al que se acudirá con la fuerza pública.

Por último, si el inquilino no abona la deuda, se realizará la investigación del patrimonio del inquilino para el embargo de las cantidades que puedan cubrir la deuda, más los intereses de demora que se generen y las costas del procedimiento si el juzgado así lo considera (las costas son los gastos de abogado y procurador del propietario arrendador) y se embargarían las propiedades del mismo hasta cubrir el importe de la deuda.

Si en su contrato de arrendamiento ha pactado acudir al arbitraje como solución de conflictos, puede acudir al mismo sin necesidad de abogado y procurador, aunque, como decimos, siempre es recomendable que se asesore con  un abogado en todo momento. La desventaja de dicho procedimiento es que, aun acabando con una resolución que tiene los mismos efectos que una sentencia, laudo, si el inquilino no cumple el contenido del laudo, habrá que acudir de todas formas a la vía judicial para ejecutar, que es la única que tiene fuerza ejecutiva.

En resumen, siendo lo mas aconsejable acudir directamente a la vía judicial, hay que tener claro que:

  • A través de la reclamación de deudas se podrán cobrar los alquileres adeudados y los intereses, pero el inquilino podrá quedarse en la vivienda hasta la finalización del contrato. Esta opción es la más aconsejable cuando queda poco tiempo de contrato y el inquilino demuestra cierta solvencia.
  • Cuando se comprueba que el inquilino es insolvente y no existe ninguna posibilidad de cobrar, y encima queda mucho tiempo de contrato, lo ideal es plantear directamente el desahucio, para recuperar la vivienda y poder volver a alquilarla.
  • En un tercer caso, cuando queda mucho tiempo de contrato pero además existe alguna forma de cobrar lo adeudado por el inquilino, lo ideal es plantear la acción conjunta, solicitando al mismo tiempo el pago de los alquileres adeudados y el desahucio

 

Así, una vez que se conoce el procedimiento es importante tener en cuenta algunos factores:

Comprobar la solvencia del posible inquilino antes de firmar el contrato de alquiler o

Establecer garantías, como por ejemplo, un seguro de protección jurídica de arrendador que cubra desde la designación del abogado y procurador para el tramite hasta incluso las mensualidades impagadas por el inquilino, un aval bancario o pedir una cantidad suplementaria a la fianza.

Haz clic para compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

One thought on “¿Qué debo hacer si mi inquilino no me paga el alquiler? ¿Qué cosas NO debo hacer?

  1. Laura dice:

    Muy interesante, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *